Pages

Tomates en el balcón

¿tenes un lugar donde lleguen 5 horas de luz por día aproximadamente? ¿que esperas para plantar tus tomates?

Si llegaste hasta acá te preguntaras ¿por que tomates? bueno, la respuesta es sencilla; Ir a la verduleria y conseguir algunas verduras es algo sencillo y rápido.  Pero realmente, ¿cuantas veces el sabor del tomate que compras es el que esperas?, y sin mencionar que por ejemplo, en Argentina, en este momento el precio del tomate ronda los $ 25 (si señor, leyó bien 5 dolares un kilo de tomate).

Hoy puede ser un buen día para empezar tu propio cultivo, y mañana y pasado y cuando le tomes el gustito vas a sentir que te falta lugar, pero siempre todo se consigue. Si te preocupa el lugar ya no es problema acá te mostramos un jardín vertical hecho con un palet ideal para plantar especias y por otra parte como armar un huerto vertical.

Ahora bien, tomemos posición en nuestra tomatera, necesitas un par de macetas (recomendable una por planta), semillas de tomate (mas adelante te recomiendo las que plante yo) y por supuesto un poco de voluntad y buena onda.

Si vas a plantar desde semilla en el caso de los tomates podes poner una semilla por maceta, para hacerlo mas ordenado y no tener que trasplantar después, la otra opción es ir a un vivero y ya comprar el plantin pero te perdés la emoción de ver el surgimiento de tus semillas.

Una vez puesta la tierra en la maceta y la semilla, regás y voilá!!! a esperar tu cosecha.

Tips:
Dependiendo la especie es recomendable poner un tutor a las plantas para mantenerlas erguidas, sobre todo en el periodo post floración cuando empiezan a aparecer los frutos, una excelente idea es este tubo que vi que se adapta perfecto a la maceta; cualquier palito sino también es bienvenido para esta función.
Otro de los tips es una planta que a mi me encantó, y es el tomate basket cherry, que es el que en dos semanas ya logro unos 10 cm aproximadamente. Si logro que sea la mita de las siguiente fotos voy a enloquecer!!!







Obtener semillas de los tomates:

Cuando el sabor de un tomate te resulta agradable, aprovecha la oportunidad y hacete tu banco de semillas, como? asi de facil:

Cada semilla tiene una envoltura gelatinosa que hace que este adormilada ( que no germine).
Cortar el tomate , y poner las semillas y el jugo en un recipiente , preferiblemente de cristal con un poquito de agua. Dejar unas horas o varios días hasta que en la superficie salga una especie de moho , eso es la fermentación. Esto permite eliminar posibles enfermedades.
Una vez el proceso de fermentación esta completado , pasamos a limpiar las semillas pasándolas por un chorro de agua. Después las pondremos sobre un tamiz (por ej:  trozo de mosquitera, también valdría una servilleta ) , para que se sequen en algún lugar seco y ventilado. ( Lo de un sitio ventilado , es fundamental)
Se aconseja ir separando con los dedos las semillas que se aglutinen.
Una vez secas guardar en un recipiente de cristal , hasta que decidamos germinarlas y plantarlas.
Las podes tener guardadas una media de 4 años.