Pages

Colillas de cigarrillos, un problema sin solucion

Hace un largo tiempo trate este tema en un foro que solía tener sustentator, pero con el tiempo se ve que únicamente lo utilizaba yo y lo sacaron.
El problema que planteaba es el de las colillas de cigarrillos en la vía publica, sobre todo haciendo un análisis de éstas en Capital Federal.
Parado desde la vereda de un fumador (por suerte llevo dos años sin el vicio ahora) hablaba de la falta de lugares donde arrojar las colillas, sin entrar en el planteo de lo mal que esta fumar que es mas que nada para un blog o foro de salud. Los filtros de los cigarrillos y cuatro quintas partes de todos los cigarros están hechos de acetato de celulosa, un tipo de plástico que es muy lento para degradarse en el medio ambiente, por lo cual una colilla podría tardar entre 18 meses y 10 años en descomponerse.
Pero más allá de los plásticos, estos filtros, que están en los cigarrillos, en primer lugar deben absorber los contaminantes para evitar que penetren en los pulmones, para ello contienen pequeñas cantidades de toxinas como el cadmio, el arsénico y el plomo, tirar una colilla es tirar directamente estos componentes al medio ambiente.

Según una encuesta de factores de riesgo que realizó el Ministerio de Salud de la Nación en 2005, la Ciudad de Buenos Aires presenta la siguiente prevalencia:

Programa Tabaco o Salud
Prevalencia de tabaquismo
HombresFumadorEx fumadorNo fumador
34,0%23,5%42,6%
MujeresFumadoraEx fumadoraNo fumadora
30,1%21,9%48%
TotalFumadoresEx fumadoresNo fumadores
31,9%22,6%45,5%
Información suministrada por el Ministerio de Salud de la Nación

Teniendo en cuenta que según el censo del 2001 la Ciudad de Buenos Aires tiene tres millones de habitantes los datos anteriores son alarmantes. Y sumado a lo anterior pongo mi experiencia de consumo promedio entre 5 y 15 cigarrillos al día se ve que la cantidad de basura sin tratamiento es enorme.
Otro de los grandes inconvenientes que se sufren en Capital Federal es el problema de las inundaciones producidas por las lluvias, agravadas por los conductos tapados de basura entre los cuales no podemos dejar de mencionar las colillas.

Son varios los países que comenzaron algun tipo de campaña contra estos residuos, en Chile han trabajado con depósitos (ceniceros) en la vía publica. Algo que me parece afortunado, incluso por propia experiencia creo que las empresas que están a favor del cuidado del medio ambiente deberían proveer a sus empleados ceniceros para cuando fuman en la vía publica ya que es una de las causas habituales del arrojar estas; por supuesto que la frutilla de la crema seria que conjuntamente se desarrollen programas de prevención de tabaquismo ya que un empleado saludable, vale por dos :)

Otra de las propuestas muy interesantes es la del programa de reciclaje de colillas en New York (http://www.dforceblog.com/2010/06/05/programa-de-reciclaje-de-colillas-de-cigarro-en-nueva-york/) en el que se pretende financiar mediante el cobro de un centavo extra en cada caja de cigarrillos.

También podríamos mencionar en parte la responsabilidad de la tabacalera a la hora de hacer algo con los residuos y no castigar tanto el bolsillo del que contrajo la enfermedad del tabaquismo, aunque a veces tocar el bolsillo puede ser de ayuda para su recuperación.

¿Cual seria la mejor solución para ustedes?