Pages

Fallece de cáncer Wangari Maathai, la “Mujer Árbol”

El destino ha querido coincidir el año internacional de los bosques con el fallecimiento de la ecologista keniana Wangari Maathai, conocida como la Mujer Árbol (Tree Woman), la primera africana galardonada con el Premio Nobel de la Paz, falleció ayer tras una larga batalla contra el cáncer.


Wangari Muta Maathai, la activista política y ecologista keniana recibió el Nobel de la Paz en 2004 por sus "sus contribuciones al desarrollo sostenible, a la democracia y a la paz".

La paz en la tierra depende de nuestra capacidad para asegurar el medioambiente. Maathai se sitúa al frente de la lucha en la promoción del desarrollo económico, cultural y ecológicamente viable en Kenia y en África”, argumentó el Comité Nobel.


wangari Fallece de cáncer Wangari Maathai, la Mujer ÁrbolMaatai ha sido una mujer transgresora que rompió muchas barreras en el mundo africano, al ser la primera mujer africana en recibir el título de doctorado. Estudió biología en los Estados Unidos y en Alemania y recibió la licenciatura en biología del Mount St. Scholastica en 1964, y el título de máster de la Universidad de Pittsburg. Después volvió a Kenia, a la Universidad de Nairobi donde recibió el título de Doctor en medicina veterinaria.

La doctora Maathai fue además miembro electo en el parlamento y ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Kenia dentro del gobierno presidido por Mwai Kibaki.

En 1977 fundó el Movimiento Cinturón Verde (Green Belt Movement), especie de lobby ecologista responsable de la plantación de unos 30 millones de árboles por toda Kenia, para evitar la erosión del suelo, y así mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Esto le hizo merecer el apelativo afectuoso de Mujer Árbol (Tree Woman).

La muerte de Maathai es "una gran pérdida para el país, para África y para todo el planeta" comentó el portavoz del Gobierno de Kenia, ya que hizo que "el mundo entendiera que el agua, los árboles y la protección del medio ambiente ayudan a alcanzar la paz".

¡¡¡El planeta llora su muerte!!!

Fuente: http://www.concienciaeco.com/